Principales magistraturas romanas


El Cursus Honorum es la vía en la cual un romano iba en asenso conforme desempeñaba distintos cargos

En cuando a las magistraturas, el sistema republicano es en gran medida producto de una larga evolución histórica que se remonta incluso a la época Monárquica, pero que no concluye hasta bien avanzado el periodo republicano. En consecuencia el cuadro de magistraturas y magistrados es reflejo también de la permanente adecuación de las instituciones existentes a la nueva realidad política y social del poder romano emergente; de ahí que la nota predominante del funcionamiento de este sistema sea paradójicamente la variabilidad. En efecto, no todas las magistraturas tenían la misma duración ni se ejercía en igual número, ni por supuesto tenían el mismo rango. Además aunque finalmente el ejercicio de todas ellas acabó siendo compartido por patricios y plebeyos, algunas magistraturas se mantuvieron como exclusivamente plebeyas y otras (patricio-plebeyas) la presencia de plebeyos fue siempre excepcional, no obstante otros elementos de sus estructura formal unánimemente observados en épocas de normalidad constitucional tales como la anualidad, la colegialidad, electividad, gratuidad, jerarquización, aunque, naturalmente fueron abiertamente violados en época constitucional, y, en particular, durante el último siglo Republicano (134-27 a-.C.). Los magistrados más importantes de este sistema y sus respectivas funciones fueron las siguientes:

Cónsules: eran dos anuales, elegidos entre los comitia centuriata, dada su peculiar competencia en materia militar, se trataba de la máxima magistratura de Estado que, de hecho, acumulaba otras funciones como el poder de la convocatoria del Senado, o la presidencia de la asamblea además de la epónimia, la dirección del ejército romano, la elección de senadores o el gobierno de las primeras provincias. Desde el 367 la Ley Licina-Sextia estableció la dualidad patricio plebeya del consulado, aunque ni siquiera esta magistratura binaria se mantuvo como tal durante toda su época republicana.

Pretores: de número variable, se trata también de una magistratura cum imperio, a pesar de que los pretores acabaron restringiendo sus funciones al ámbito judicial y al gobierno de las provincias. A partir del 337 a.C. los plebeyos tuvieron acceso a esta magistratura.

Censores: dos cada cinco años, pero el ejercicio era generalmente de año y medio. Su función era revisar el censo de la ciudadanía y proponer la renovación de la lista de Senadores. Aunque la censura ocupaba un lugar muy elevado en la jerarquía de honores los plebeyos tuvieron acceso a ella desde 339 a.C., antes incluso que la pretura. Desde la Lex Ovinia de 318-312 la prerrogativa de elegir Senadores recayó en los censores con el fin de cubrir las vacantes producidas por las guerras. Estos elegían generalmente a ex magistrados, con preferencia por los cargos más altos, por lo que los plebeyos quedaron durante algún tiempo fuera de dicha institución; más tarde, fue suficiente con haber desempeñado un cargo público, patricio o plebeyo, hasta que Sila en el 81 a.C. exigió para el ejercicio previo de la cuestura.

Tribunos militares con poder consular: tres, cuatro o seis, tribuni militum cum consulari potestae sustituyeron a los cónsules en el periodo 444-367 a.C., cuando el consulado se reanudó en virtud de la Lex Licina-Sextia. Esta magistratura, de carácter extraordinario, permitió a los plebeyos actuar, de hecho, como cónsules mucho antes de que su acceso fuera legal.

Dictator: único magistrado individual durante el periodo republicano, de duración variable y como magistratura extraordinaria votada en situación de emergencia o especial peligro para la estabilidad del Estado. Como los cónsules, pretores y tribunos militares el dictator estaba investido de imperuium, pero su función no anulaba la de los otros magistrados. Aunque en teoría cualquier ciudadano podía aspirar a desempeñar este cargo excepcional, no se conoce ningún plebeyo que lo ocupara; las conocidas dictaduras de la República Tardía de Sila y César no fueron de hecho magistraturas, sino alternativas políticas al régimen republicano.

Decenviros: collegium de diez miembros, elegidos en situaciones determinadas (para redactar leyes, informar al senado), ejercían su función durante un plazo variable durante las circunstancias y actuaban conjuntamente como una especie de comisión integrada por ciudadanos patricios y plebeyos.

Cuestores: número variable pero de ejercicio anual, entendían al principio cuestiones penales pero muy pronto su función se restringió al control de los asuntos financieros del Estado; en el sistema republicano los fondos del Tesoro (aeriarum Saturni) eran administrados por el Senado.

Ediles (curules): dos, de duración anual, patricios exclusivamente, desde el 367 a.C. con idénticas funciones que los ediles plebeyos; su función era vigilar el orden público y vigilar el funcionamiento de los servicios cotidianos de la ciudad (mercados, baños y juegos)

Tribunos de la plebe: dos, tres, cinco o diez, según las épocas, se mantuvo en cambio como magistratura exclusivamente plebeya, de duración anual. Elegidos en concilia plebis, tenían función de proteger a los ciudadanos en cuanto individuos contra posibles abusos de otros ciudadanos o de los propios magistrados. Tenían derecho de veto (ius intercessionis) contra las decisiones de los cónsules, gozaban de inmunidad personal y eran exclusivamente plebeyos, de origen o de adopción, hasta el punto de que algunos patricios de la aristocracia romana tuvieron que renunciar a su condición social ordinaria para poder desempeñar esta magistratura.

Ediles (del la plebe): dos de duración anual, creados como magistratura paralela durante el conflicto patricio plebeyo; su función parece haber sido similar a la de los ediles curules, pero en asuntos que atañían principalmente  a los plebeyos como cuestiones de comercio, relaciones laborales y formas de subsidio a la plebe.

Gonzalo Bravo. Historia de la Roma antigua. Alianza Editorial. Madrid, 2008. p. 34-40

Anuncios

Acerca de Rodrigo Pérez

Profesor de Historia UDLA Estudiante de Magister en Historia Mención Historia Universal UAI
Esta entrada fue publicada en Derecho, Política, República, Roma, Senado y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Principales magistraturas romanas

  1. Pingback: DECIO TRAJANO, Cayo Mesio Quinto Decio (Octubre – 249 * Julio – 251) — Herenio Etrusco (251) « Salmo Trutta Fario

  2. Pingback: EMILIANO, Marco Emilio Emiliano ______ (Agosto – 253 * Octubre – 253) « Salmo Trutta Fario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s