De Octaviano a Augusto


Augusto tuvo cuidado de nunca llamarse rey o emperador, pero se dedicó a reunir magistraturas que lo hacían virtualmente el único con poder.

En 19 a.C. Octaviano tuvo lo único que su padre adoptivo Julio César había sido incapaz ew conseguir: poder sin rivales y legitimidad política. Esta posición sin precedentes y tan hábilmente creada se resumió en el solemne y sonoro título que le concedieron. Aunque un cambio de nombre podría parecer superficial, en la Roma de Octaviano, como en la política moderna, no se podía desestimar la capacidad de un logotipo nuevo.

Octaviano acarició la posibilidad de ponerse Rómulo, que le presentaría limpiamente como un nuevo fundador de Roma. Este nombre englobaba a un tiempo la tradición antigua y la idea de una nueva era. Pero tras diversas consideraciones, la rechazó. El recuerdo de un hombre que había matado a su hermano para fundar un estado dejaba mal sabor de boca. Entonces inventó un nombre: “Augusto” significa literalmente majestuoso, venerado y respetado, peor no llegaba a decir que era un dios, ya que entonces desmentía el argumento de que era el principal ciudadano, “el primero entre los iguales” de la república. Pero en el nombre se encontraba la inconfundible insinuación que que había una relación con los dioses. Derivaba de la palabra latina que designaba la interpretación de las señales divinas: augurio. Sugería que Octaviano era en cierto modo un personaje religioso, sagrado y merecedor de un respeto especial y único. El cambio de nombre fue un síntoma de la revolución. Fue discreto pero potente. Mientras proseguía el reinado de Augusto, mientras seguía sujetando firmemente las riendas del poder, los estertores de la libertad política aumentaban de volumen.

Simon Baker. Rom. Auge y Caída de un Imperio. Ed. Ariel. Madrid, 2009. Pág. 42

Anuncios

Acerca de Rodrigo Pérez

Profesor de Historia UDLA Estudiante de Magister en Historia Mención Historia Universal UAI
Esta entrada fue publicada en Roma y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De Octaviano a Augusto

  1. Valentina Salazar dijo:

    Me parecio muy buena la pagina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s