Atenas experimenta una tiranía


Busto de Solón (640 a.C ca-560 a.C ca), marmol

Las reformas de Solón pueden describirse como un prudente compromiso que era propio reflejo de su carácter, y ya se sabe que estos arreglos de compromiso dejan igualmente descontentos a los extremistas de ambos lados. Poco después del Arcontado de Solón, encontramos de nuevo al Estado ateniense presa de una tremenda crisis, en que los bandos opuestos se llama “la montaña”, la “llanura” y la “costa”, acá uno capitaneado por un noble poderoso: la “montaña” por Pisístrato, de quien se dice era primo de Solón. Había cooperado con Solón en dos importantes empresas exteriores: la captura de Nisea (puerto de Mégara), y la anexión de la isla de Salamina. Aprovechándose de  momentánea  popularidad  que le atrajo, se rodeó de una guardia propia, se adueñó del Acrópolis y se hizo amo de Atenas. Fue para Solón un golpe terrible, que parecía echar abajo toda su obra.

Alexander Petrie. Introducción al estudio de Grecia. Ed. FCE. México, 2010. Pág. 25

Anuncios

Acerca de Rodrigo Pérez

Profesor de Historia UDLA Estudiante de Magister en Historia Mención Historia Universal UAI
Esta entrada fue publicada en Tiranía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s